Blog

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive

La Denominación de origen Méntrida se ubica en el norte de la provincia de Toledo limitando con Ávila y Madrid. Sus terrenos están situados entre el río Tajo y la Sierra de Gredos, formando pequeños barrancos y valles que en su  parte más cercana a la Sierra de Gredos son atravesados por el Río Alberche.


La variedad reina de esta región es la Garnacha, aunque recientemente se han incorporado variedades foráneas (Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, Petit Verdot, Cabernet Franc y Graciano). La Garnacha sigue dominando ampliamente los viñedos de la zona que, además, se caracterizan por ser en su mayoría viñedos viejos de baja producción.

Cabe destacar de esta Denominación de Origen Protegida que, a la hora de elaborar vinos de Garnacha, dada la gran flexibilidad de esta uva, existen dos corrientes diferentes: una que elabora de forma tradicional buscando vinos con color, estructura y aroma, siendo vinos carnosos y gastronómicos; y otra que elabora al estilo “Borgoña” que busca vinos más delicados, elegantes y frescos que buscan plasmar las características propias del suelo y el microclima de la parcela donde se encuentra el viñedo, es decir, el terroir.


Entre las variedades blancas cabe destacar el Albillo Real cuyos vinos, generalmente envejecidos sobre lías, son vinos singulares de gran complejidad en boca. A parte del Albillo también podemos encontrar Macabeo, Sauvignon Blanc, Chardonnay, Verdejo y Moscatel de Grano Menudo.
 

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive

Ya están aquí las Torrijas y como sabéis las hay de leche, en almíbar, caramelizadas, con miel, con canela…. Pero desde Vino Pasión os queremos proponer su elaboración, adivinad, con Vino. El vino a utilizar puede ser blanco (más suaves), tinto (más sabrosas), dulce o Pedro Ximénez (más dulces) o incluso cava. En cualquier caso el sabor se verá directamente afectado por la calidad del vino. 


Su elaboración requiere de tres fases: Preparación de la infusión de vino tinto (el día anterior), preparación de las torrijas y preparación del almíbar de vino tinto.


Paso 1. En una cacerola añadimos 750ml de vino tinto, 400ml de agua, 300gr de azúcar, la piel de naranja y la rama de canela.
Paso 2. Se cuece a fuego medio/alto y lo dejamos hervir 4 o 5 minutos. Apagamos el fuego y lo dejamos reposar con la tapa puesta durante 8 horas.
Paso 3. Retiramos la piel de naranja y la canela y ya tenemos la infusión para mojar las torrijas.
Paso 4. Batimos los huevos y lo mezclamos bien con media cucharada de azúcar blanco y una pizca de sal. 
Paso 5. Cortamos rebanadas de pan de unos 2cm de grosor y las mojamos primero en la infusión de vino por ambos lados y después por los huevos batidos (no debe chorrear).
Paso 6. Preparamos la sartén con abundante aceite pare freír, la piel de limón y la rama de canela y lo ponemos a fuego medio. Esperamos hasta que el aceite esté bien caliente y retiramos el limón y la canela. 
Paso 7. Freímos las rebanadas de pan mojadas en la infusión de vino y en los huevos por ambos lados bien doraditas. Las dejamos escurrir el exceso de aceite sobre papel de cocina un rato.
Paso 8. Mezclamos 100gr de azúcar y una cucharada de café de canela molida en un plato y rebozamos las rebanadas de pan ya fritas en la mezcla.
Paso 9. Con la infusión de vino que nos ha sobrado preparamos un almíbar para bañar las torrijas. Para ello añadimos a la infusión de vino 200gr de azúcar y lo ponemos a hervir a fuego medio 15/20 minutos hasta que se reduzca el líquido y nos quede una textura más espesa sin llegar a ser tipo miel. Lo retiramos del fuego y lo dejamos reposar 10 minutos durante los cuáles cogerá mayor espesor.
Paso 10. Rociamos ligeramente las torrijas ya fritas y rebozadas en azúcar y canela con el almíbar de vino preparado y a disfrutar de los mejores manjares de la Semana Santa.

 

 

 

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive

El Vermut está definitivamente de moda en las grandes ciudades de nuestro país, pero ¿Sabes qué es exactamente?
El vermut es un vino blanco macerado en hierbas, raíces, flores y especias, entre las cuales, siempre debe encontrarse el ajenjo, ya que por ley es obligatorio su uso si se quiere denominar vermut. El vermut blanco es seco con mayor grado alcohólico, y el rojo es dulce al añadirle caramelo en el proceso de elaboración.
¿Y sabes cuál es su origen?
Según un relato, los vinos aromatizados fueron creados por Hipócrates, que puso a macerar en vino flores de ajenjo y hojas de díctamo obteniendo el denominado “vino de hierbas”.
A comienzos del siglo XVI estos vinos se usaban como elixir para cuidar la salud y prolongar la vida. En la corte Real de Baviera estos vinos fueron acuñados como “wermut” (ajenjo en alemán) y posteriormente en la corte francesa la palabra se transformó en vermouth.
La industria el vermut se puso en marcha en el siglo XIX con la creación de las empresas Cinzano y Martini & Rossi.
¿Cómo se elabora?
Para elaborar el vermut se parte de un vino tradicionalmente blanco, aunque hoy en día se usan también vinos tintos, al que tras realizar la crianza que considere el enólogo, se añade alcohol etílico y azúcar para que alcance los 14 o 15 grados. A continuación se procede a la aromatización del vino mediante maceración directa de las hierbas y especias en el vino o bien mediante la infusión en agua y posterior adición al vino. Si el vermut es rojo se le añade azúcar caramelizado.
¿Y cómo se toma?
Lo fundamental es que esté muy frío. Si se trata de un vermut artesano, con añadir una rodaja de naranja o limón bastará para poder disfrutar de todos sus matices. Vermuts menos complejos se pueden tomar con hielo y/o soda.
 

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive

Ante las dudas que hemos visto que surgen alrededor del término “Tinto de Pesquera”, hoy vamos a hacer un pequeño aclaratorio.


Pesquera de Duero es un pequeño municipio de apenas 500 habitantes situado en la provincia de Valladolid junto al río Duero. Se encuentra a escasos kilómetros de Peñafiel y a 44 km de Valladolid. Entre sus monumentos destacan la Iglesia de San Juan Bautista del siglo XVI y el Arco que da entrada a la Plaza Mayor que data del siglo XVII.


Su economía se basa en la viticultura y prueba de ello es la presencia en este municipio de grandes bodegas si bien es la bodega Tinto Pesquera la que ha dado mayor fama a este municipio incluyendo en la etiqueta de sus vinos como imagen comercial el arco de la Plaza Mayor de Pesquera de Duero y la torre de la iglesia. Hoy en día la Bodega Tinto de Pesquera forma parte del Grupo Pesquera, propiedad del bodeguero Alejandro Fernández. Las otras bodegas del Grupo Pesquera son Condado de Haza, Dehesa La Granja y El Vínculo.

Más allá de este grupo bodeguero tan comercial, el pueblo de Pesquera de Duero acoge a grandes bodegas de renombre internacional como Bodegas Emilio Moro, Hacienda Monasterio, Dehesa de los Canónigos o Nexus & Fontaura, junto a otras muchas bodegas de menor tamaño como Bodegas Vallarín a quién compramos nuestros famosos cosecheros de Pesquera. 

Dejamos claro que cuando queramos un “Tinto de Pesquera de Duero”, las posibilidades no se reducen a una sola bodega, sino a múltiples y variadas bodegas que comparten un clima continental y un suelo bien drenado pero pobre con la materia orgánica muy justa. Un suelo ideal para que las viñas produzcan uvas con aromas y sabores repletos de matices.
 

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive

Seguro que en algún momento todos hemos visto la expresión “Viñas Viejas” en una etiqueta, pero, ¿qué significa realmente esto?


“Viñas viejas” es un término que generalmente se usa para categorizar las viñas de más de 30 años. Cada vez se ven más vinos que en sus etiquetas acuñan este término, ¿es un sinónimo de calidad? Sí, pero hay que cogerlo con alfileres, ya que, a pesar de todo, esto también se usa como herramienta de marketing . 

Las “viñas viejas” se caracterizan por tener una producción menor, lo que supone una mayor concentración de polifenoles; y por producir añadas con cualidades más regulares gracias a que poseen un fuerte sistema radicular que les ayuda a obtener nutrientes y agua fácilmente incluso en épocas de sequía, además, su bajo vigor contribuye a que no se desperdicien más recursos se los necesarios en la formación de pámpanos y hojas, permitiendo así, una maduración correcta de la baya.


En conclusión, los vinos elaborados con viñas viejas suelen ser más complejos en aromas, equilibrados y estructurados.
 

Horario

Lunes a Sábado

11:00 a 15:00 y 18:00 a 21:00

Primer domingo del mes y Festivos

11:00 a 15:00

Recibe nuestras catas

¿Quieres recibir nuestras próximas catas por Email?

Contacto

Teléfono:

91 011 34 65 / 691 694 490

Email:

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Dirección:

C/ Estafeta Nº 3. Galapagar. (28260) Madrid.

Localización

Layout Type

Presets Color

Background Image